Las huellas del artesano marroqui se notan por todas partes .
La terraza con su vista panoràmica que da sobre la famosa mezquita Koutoubia ,
las montanas del Atlas que dominan la ciudad de Marrakech y su espléndida
tienda caidale , es a la vez un lugar de tranquilidad y un solarium .